Alitas de pollo adobadas

En la cocina, los condimentos pueden hacer la diferencia en nuestro platillo, final, gracias a los sabores únicos que poseen cada uno de los ingredientes. Un claro ejemplo de esto es el adobo, combinación de distintos ingredientes que realza el sabor de cualquier comida. Entre las asombrosas combinaciones que se pueden hacer con el adobo, están las alitas de pollo adobadas, conocidas por lo fáciles y deliciosas que son, además de económicas. A continuación, podrás leer una explicación de cómo hacer un buen adobo al igual que preparar estas alitas.

Índice

    Recetas de alitas de pollo adobadas

    ¿Cómo hacer un adobo para pollo?

    El adobo utilizado para las alitas de pollo adobadas resulta de una combinación de ingredientes como el ajo, eneldo, comino, orégano, vinagre, sal y pimienta. Pero algo muy importante es que no deben de existir trozos o grumos en el adobo, para ello se tendrá que machacar todo muy bien.

    Una forma de hacerla será por medio de un mortero, donde agregamos los dientes de ajo picados en láminas junto a un poco de sal. Cuando se consiga la consistencia de una pasta se van agregando los demás ingredientes uno por uno, comenzando por la pimienta.

    Esta forma es la tradicional, pero quizás te puede llevar un poco más de tiempo del que deseas. Si lo que quieres es conseguir tu adobo rápidamente sin esforzarte, necesitarás de una licuadora o un procesador de alimentos. Con estos instrumentos de cocina sólo tendrás que colocar los ingredientes y seleccionar la velocidad alta.

    Solo se necesitará 30 segundos de licuado o procesado para que el adobo tenga la consistencia adecuada.

    Puedes usar el vinagre de tu preferencia, pero se recomienda el uso de vinagre blanco gracias a su adición de sabor. Puesto al sabor característico que agregará al adobo que estamos preparando.

    Con el adobo listo, es momento de preparar las alitas de pollo adobadas, las cuales tienen un procedimiento muy simple.

    Para lograrlo de una forma eficiente, las alitas de pollo son colocadas en una bandeja para ser adobadas correctamente. Allí se verterá el adobo en las piezas y las moveremos para que queden empapadas en ambos lados.

    Rocía algo de aceite de oliva y vinagre antes de llevar las alitas a macerar en el refrigerador. La finalidad de esto es que el sabor adobo que hicimos logre penetrar las alitas, para un resultado mucho más delicioso.

    El tiempo que pasará para la maceración será de al menos medio día, pero esta espera valdrá completamente la pena.

    Tanto fritas como al horno, las alitas tendrán un sabor único y espectacular.

    Relacionado

    Subir

    Usamos cookies