Alitas de pollo fritas rebozadas

Alitas de pollo fritas rebozadas

Hay diversos métodos para realizar este plato. A continuación, te presento uno bastante sencillo y práctico para que compartas con tu familia (o lo disfrutes tú solo). Este rebozado fácil y rico les dará un giro diferente a tus alitas. Sin duda alguna, esta receta de alitas de pollo fritas rebozadas es una delicia que te dejará alucinando.

Relacionado: Alitas fritas adobadas.

Detalles

Servicios

4 personas

Tiempo

1 hora y 30 minutos

Ingredientes

  • 20 alitas de pollo

  • Sal y pimienta al gusto (Si te gusta mucho el picante, mira nuestras alitas fritas picantes)

  • Taza y media de harina

  • 100 ml de leche

  • 2 huevos

  • Aceite para freír

  • Vinagre

  • Agua

Índice

    Preparación de las Alitas de pollo fritas rebozadas

    1

    Antes de rebosar las alitas hay que limpiarlas, puedes lavarlas con una solución de agua y vinagre (con 200ml. de agua y 2 cucharadas de vinagre es suficiente). Ya limpias, sécalas con papel absorbente o escúrrelas en un colador.

    2

    Para el rebozado, toma un recipiente mediano y vierte 1 taza de harina, los 2 huevos, la leche líquida y una pizca de sal y pimienta. Mezclas rápidamente con un tenedor hasta homogenizar todos los ingredientes.

    3

    En un plato aparte, vierte la ½ taza de harina restante y reservas.

    4

    Ahora, salpimientas en un bol grande todas las alitas ya secas. Las tomas una por una y primero la sumerges en la mezcla de harina, huevo y leche, la dejas escurrir un poquito e inmediatamente la pasas con cuidado por el plato con harina (esto se hace para reforzar la corteza).

    5

    Luego, las colocas en una bandeja.

    6

    Enciendes la hornilla a fuego medio y colocas una sartén grande con bastante aceite.

    7

    Al momento que empiece a humear levemente, agrega las alitas (preferiblemente en tandas de 4 alitas) y las dejas freírse hasta que estén doradas y crujientes (aproximadamente unos 15 minutos). Es importante tener la llama media y no alta, porque puede llegar a tostarse el exterior, pero no coserse del todo en el interior.

    8

    Las colocas sobre papel absorbente para remover el exceso de aceite.

    9

    Emplatas en un bandeja grande y listo.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Usamos cookies