Alitas de pollo guisadas con verduras

Alitas de pollo guisadas con verduras

Quizás no todos amen las alitas de pollo, pero es innegable que pueden ser las partes más jugosas y deliciosas de esta ave, además de poseer una gran versatilidad en la cocina. Se pueden hacer tanto fritas, asadas y horneadas, como guisadas. En esta ocasión la receta que te presento aquí es para unas deliciosas alita de pollo guisadas con unas cuantas verduras que seguro podrás encontrar en el mercado más cercano de ti.

Relacionado: Alitas de pollo guisadas Arguiñano.

Detalles

Cantidad

5 personas

Tiempo

1 hora y 35 minutos

Ingredientes

  • 1 kg y medio de alitas de pollo

  • 1 cebolla y media

  • 3 zanahorias

  • 2 tomates maduros

  • 250 gr de judías

  • 300 gr de alcachofas

  • 3 dientes de ajos

  • 1 cucharada de pimentón dulce

  • 1 cucharada de harina de trigo

  • 1/2 taza de vino blanco (Si prefieres utiliza cerveza)

  • Caldo de pollo

  • Aceite

  • Sal y pimienta al gusto

Índice

    Preparación de las alitas de pollo guisadas con verduras

    1

    Primero deberás dorar un poco las alitas. Toma un sartén, viértele un poco de aceite que cubra todo el fondo, deja que adquiera temperatura a fuego alto y agrega las alitas previamente condimentadas con sal y pimienta. No es necesario que se cocine por completo, solo basta con dorarlas por ambos lados. Resérvalas en una cazuela.

    2

    Ahora es el turno de las verduras. Corta la cebolla, el ajo, las zanahorias, las alcachofas, los tomates y las judías en pequeños cubos. Lleva todo a la sartén en la que freíste las alitas y cocínalo por unos 15 minutos. El ajo es mejor que lo agregues en el último minuto, y revuelve todo.

    3

    Ahora agrega la harina, el pimentón molido, revuelve y deja cocinar por 1 minuto.

    4

    Vierte el vino, permite que se evapore por 3 minutos y agrega el caldo de pollo o agua.

    5

    Para terminar, incorpora las alitas y deja que todo se cocine por unos 10 minutos a fuego medio o hasta que notes que las alitas estén bien cocidas.


    ¡Listo!, ya solo es cuestión de emplatar las porciones y disfrutar de ese sabor tan cálido de las verduras guisadas junto a las jugosas alitas.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Usamos cookies