Alitas de pollo al horno con patatas y vino blanco

Nuestras alitas de pollo al horno con patatas y vino blanco es una de esas recetas que caen muy bien en cualquier momento del año y cualquier época (Se dice que los mexicas hacían una receta similar) y es muy difícil que no sean del agrado de alguien; por ello, es importante que tengas una receta como esta en tu recetario personal de almuerzos o cenas.

Estas deliciosas alitas horneadas con patatas y aderezo de vino blanco, seguro conquistarán tu paladar y el de tus seres cercanos, y lo mejor es que no requieren de mucho esfuerzo.

Detalles

Cantidad

2 personas

Tiempo

1 1/2 horas

Ingredientes

  • 16 alitas de pollo

  • 5 patatas

  • 1 1/2 cabeza de ajo

  • 2 cebollas medianas

  • 350 ml vino blanco

  • Aceite de oliva

  • Sal y Pimienta al gusto

  • Perejil

  • Optativo: Limón. (En ese caso puedes ver estas alitas al horno con patata y limón)

Relacionado: Alitas de pollo con patatas y verduras.

Índice

    Preparación alitas de pollo al horno con patatas y vino blanco

    1

    Toma una bandeja para hornos y vierte aceite en ella, asegurándote de que cubra todo el fondo con una capa delgada. Esto ayudará a que las patatas y alas no se peguen.

    2

    Ahora lava las patatas, pélalas y córtalas en rodajas de un centímetro. Aunque las puedes cortar como mejor te parezca.

    3

    Pela y corta las cebollas en julianas o aros, distribúyelas en la bandeja junto a las patatas, y condimenta todo con sal al gusto.

    4

    Es el turno de las alitas. Lávalas con abundante agua, retira cualquier resto de plumas, sécalas y colócalas en la bandeja por sobre las patatas y cebollas. Condimenta con sal y pimienta.

    5

    Separa los gajos de ajo y, sin pelarlos, hazle un corte por la mitad a cada uno para luego colocarlos uniformemente en la bandeja.

    6

    Culmina todo con una generosa cantidad de aceite de oliva y los 300 ml de vino blanco.

    7

    Precalienta por 10 minutos el horno a unos 200° C y hornea las alas por 50 minutos aproximadamente o hasta que estén bien doradas y las patatas tiernas. Un buen truco es girar las alas a los 25 minutos para un dorado parejo.

    8

    Retíralas del horno y espolvorea algo de perejil picado para decorar y agregar un aroma y sabor fresco.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Usamos cookies