Alitas de pollo picantes fritas

Alitas de pollo picantes fritas

Renueva tu receta de alitas de pollo fritas y poténcialas con un delicioso picantes que despertará a tu paladar. El sabor de estas alitas picantes bailará en tu lengua de principio a fin y no querrás dejar de prepararlas. La mejor parte es cuán fácil son de hacer; aprende a continuación el secreto de unas buenas alitas picantes.

Relacionado: Alitas fritas al ajillo

Detalles

Servicios

5 personas

Tiempo

1 hora y 30 minutos

Ingredientes

  • 1 kg alitas de pollo

  • Sal y pimienta al gusto

  • 1 cucharada de pimentón dulce

  • 3 cucharadas de ajo en polvo

  • 1 cucharada de salsa de soja

  • 1 taza de harina

  • 1/2 cucharada de mostaza picante

  • 1/2 taza de mantequilla

  • Aceite para freír

  • Vinagre y agua

Índice

    Preparación de las Alitas de pollo picantes fritas

    1

    Cortas y limpias las alitas, enjuagándolas rápidamente con una solución de agua y vinagre (unos 200ml. de agua y 2 cucharadas de vinagre bastará). Sécalas todas con papel absorbente o un paño limpio.

    2

    En un recipiente grande y sopero, colocas todos los ingredientes secos (primeramente la harina, seguido del pimentón, ají y ajo en polvo; así como también la sal y la pimienta), remueves cuidadosamente con un tenedor hasta que esté homogéneo.

    3

    En un recipiente aparte, viertes primero la mantequilla derretida, luego la salsa de soya y la mostaza, y mezclas con un tenedor hasta unificar todo.

    4

    Ya listas ambas mezclas, unes la líquida con los ingredientes secos y remueves con el tenedor hasta incorporarlos bien, asegurándote de que no queden grumos.

    5

    Ahora, sumergirás todas las alitas en la mezcla recién obtenida y las meterás en la nevera con un film plástico encima durante 1 y ½ hora, para que así las alitas se bañen e impregnen con ese sabor picante.

    6

    Pasado el tiempo, colocas un sartén grande a fuego medio y agregas una cantidad abundante del aceite vegetal.

    7

    Cuando esté humeando, colocas las alitas (aproximadamente, unos 12 minutos), retirándolas cuando estén completamente doradas y crujientes.

    8

    Y listo, saldrán con ese rojo característico de las alitas picantes. ¡Provecho!

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Usamos cookies