Alitas de pollo en salsa de soja

Las alitas de pollo son increíblemente versátiles para crear muchos platos a base de ellas, sobre todo cuando se trata de preparar salsas que las acompañen y les aporten sabor. Esta parte del pollo suele ser de las más jugosas y tienen la particularidad de que quedan bien con casi cualquier sabor, ya sea dulce, salado, agrio o acido. En esta ocasión te presento una receta para preparar alitas de pollo con una rica salsa de soja. Tan sencilla como nuestra receta de alitas en salsa thermomix.

Detalles

Cantidad

2 personas

Tiempo

2 a 3 horas

Ingredientes

  • 650 gr alitas de pollo

  • 2 1/2 cucharadas de salsa de soja

  • 2 cucharadas soperas de miel

  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva

  • 2 cucharadas soperas de agua

  • 2 cucharadas de zumo de limón

  • Ajo en polvo

  • Sal

  • Perejil

  • Optativo: Puedes usar salsa picante. (Descubre esta receta de alitas en salsa picante).

¡Oye! ¿Ya conoces nuestras alitas en salsa de barbacoa?

Índice

    Preparación alitas de pollo en salsa de soja

    1

    Hazte cargo de las alitas primero. Límpialas bien con abundante agua y distribúyelas por una bandeja para hornos. Resérvalas a un lado.

    2

    Ahora prepara la salsa. Toma un bol, vierte la salsa de soja, la miel, el ajo en polvo, el aceite de oliva, el jugo de limón y el perejil lo picas en trozos muy pequeños antes de agregarlo; mezclas todo.

    3

    Vierte la salsa encima de las alitas asegurándote de que queden bien untadas, no temas utilizar las manos. Espolvoréalas con un poco de sal y deja que se maceren por 1 o 2 horas.

    4

    Luego de que se maceren, te recomiendo que las gires un par de veces para regar la salsa bien, ya que, durante el macerado, lo más probable es que se asiente al fondo.

    5

    Introduce todo al horno precalentado a 200° C para que se horneen por al menos 45 minutos. Lo ideal es que a mitad del tiempo gires las alitas para que se cocinen en forma pareja.

    6

    Por último, al pasar el tiempo de horneado, sácalas y déjalas reposar un poco antes de servirlas.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Usamos cookies